-

-

sábado, 17 de diciembre de 2016

... De cuando en cuando



Y quedarme a vivir allí, porque todo es más fácil; hago deshago voy y vengo, vivo, señalo, marco y borro, voy al pasado, manejo el tiempo a mi antojo, ahora al futuro, ahora salgo del presente, ahora regreso al pasado, ahora tengo veinte años o doscientos o más, y me corono reina de los calendarios y emperatriz de los relojes. Y recoloco el orden y el  desorden, y detengo el tiempo y lo acelero. Y traigo conmigo a mi gente y los revivo. Y pinto el mundo con mi caja de colores y me invento primaveras y las traigo al invierno. Y paro las guerras y detengo los desastres y hasta he conseguido irme a vivir durante un tiempo al infinito...

Ustedes disculpen, es Nochebuena, y nada salió como me lo prometí, como me lo prometí yo sola a mí misma, ya saben, eso de que mi ex y yo estaríamos juntos antes de Navidad.

Flor, me dijo mi conocido ese que le gusta mucho hablar, vente conmigo estos días, mujer. Él se ha marchado a las islas, dice que allí hay un hotel especial para pasar estas fiestas especialmente pensado y diseñado para Singles y me invitó a ir con él pero yo quise quedarme en Madrid, me quedé sentada a esperar que ocurriese un milagro en Navidad.